2014, ¿el año de la consolidación del crowdfunding?

Las nuevas plataformas de financiación necesitan una ley que regule su actividad y ser reconocidas como una alternativa de financiación económica

Innovación | 10/01/2014

2014, ¿el año de la consolidación del crowdfunding?Ilustración del concepto crowdfunding Getty Images / Matt Chalwell

El crowdfunding es la nueva tendencia de financiación colectiva para el emprendimiento, la cultura y los proyectos sociales. El crowdfunding o micromecenazgo ha despegado en España desde hace unos pocos años siguiendo, de lejos, los pasos de los Estados Unidos.

La falta de acceso a la financiación pública o privada a través de préstamos bancarios, créditos o subvenciones, la incertidumbre del retorno de la inversión en muchos productos financieros y la expansión de las redes sociales que contribuyen a que los individuos colaboren entre ellos interesada o desinteresadamente, son las tres principales razones por las que se prevé que el crowdfunding tendrá un auge notorio en los próximos años.

Si se hace una comparativa con otros países, se observa que el peso de la financiación bancaria de las empresas es cada vez menor y abre las puertas al crowdfunding. De acuerdo con el estudio The Crowdfunding Industry Report, en los EE.UU., el total de la financiación que requieren las empresas depende sólo en un 50% de la financiación bancaria, mientras el promedio europeo es del 60% y en España en un 90%. Este modelo ha tenido en 2013 un 105% de crecimiento en EEUU y un 65% en Europa. Así pues, el crowdfunding tiene una amplia trayectoria por delante.

En Europa se han establecido cuatro tipologías de crowdfunding: donaciones -normalmente para fines sociales o culturales- ; recompensas -pago por actividades o por compra/uso de producto o de servicio- ; préstamos -préstamos de individuo a individuo o de individuos a empresas-  y microinversión -asociada a un intercambio accionarial o ampliación de capital de empresas o sociedades-.

Las principales plataformas de crowdfunding en España son Goteo (proyectos culturales o sociales financiados colectivamente), Lánzanos (proyectos culturales, solidarios y tecnológicos) o Verkami (crowdfunding para creadores independientes). Y a nivel mundial, la más grande y conocida es Kickstarter, con 2.200 proyectos activos cada mes. En España también han nacido plataformas que ayudan a emprendedores y startups a encontrar financiación a través del crowdfunding como LemonFruits o Lánzame.

Dada la aparición de nuevas plataformas de financiación colectiva y nuevos tipos de profesionales, en España ha surgido la necesidad de que se agrupen. Por este motivo el pasado junio se creó la Asociación Española de Crowdfunding, con el objetivo de promocionar el crowdfunding, transmitir iniciativas, casos de éxito y promover la seguridad en la inversión realizada por mecenas, colaboradores e inversores.

Las plataformas de crowdfunding se presentan como una forma alternativa, valiosa y viable para empresas, proyectos o iniciativas españolas con el fin de recaudar fondos para su viabilidad económica. No obstante, estas plataformas lamentan la inexistencia de una ley que regule su actividad y al mismo tiempo no ser contempladas como otra fuente de financiación en la ley de emprendeduría. Además, consideran que hay una falta de promoción de este método de financiación y un gran desconocimiento de los derechos y deberes de sus participantes (promotores, mecenas e inversores).

Fuente : http://www.lavanguardia.com/tecnologia/innovacion/20140110/54397958612/tecnologia-2014-ano-consolidacion-crowdfunding.html

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s